COMO DISFRUTAR UN MEZCAL EN 5 PASOS


1. Escucha. Primero debes poner atención total a lo que te explica un sommelier o mezcalier sobre la historia del agave que disfrutarás, es importante que escuches la propuesta para que te den ganas de probarlo.

2. Aprécialo. El mezcal lo debes de observar con la cristalería adecuada en pequeños vasos que permita ver el cuerpo del destilado. Dicen que de la vista nace el amor; bueno, será la vista el primer sentido que nos ayude a identificar algunas de las propiedades del mezcal. Hay que observar el líquido, el cual debe ser claro, transparente, brillante y con matices aperlados. Cabe destacar que algunos variarán según el tipo de agave utilizado y el proceso de su destilación.

3. El tacto. Es importante que lo frotes sobre tu piel ligeramente con tus dedos como si fuese un perfume, ya que los aromas del agave deberán permanecer en tus poros y no debe de esfumarse de inmediato o captar un aroma intenso a alcohol, pues será sinónimo de un adulterado.

4. Huele e identifica. Se sugiere oler primero la parte superficial del vaso, luego meter la nariz al mismo para obtener por medio del olfato los diferentes tipos de notas, que pueden ser herbales, cítricas o dulces.

5. Degusta. El mezcal se toma en pequeños sorbos. El primero de ellos se recomienda sea para pasarlo por todo el paladar y así captar con el gusto aquellas notas que se nos presentaron por medio del olfato. Los pequeños sorbos podrán seguir sin prisa, el mezcal es una bebida que se debe disfrutar ligeramente.

#mezcal #agaves #cata

0 vistas