COVID-19 desploma producción de mezcal en México


En una crisis sin precedentes, causada por la llegada del Covid-19 a México, el Consejo Regulador del Mezcal (CRM) estimó una caída del 40 por ciento de las ventas de las 900 empresas registradas en el mercado nacional, y hasta en un 60 por ciento en las exportaciones.


Dicho organismo señaló que de 900 productores registrados en el país, 700 se ubican en Oaxaca y de todos los municipios que elaboran esta bebida, Matatlán, localidad reconocida como la cuna del mezcal oaxaqueño ha sufrido pérdidas millonarias.


Efigenia Martínez Blas es una maestra mezcalera a quien la pandemia la afectó porque sus ventas se redujeron “a casi nada”, pues la contingencia del coronavirus trajo consigo: ausencia de turistas, cancelación de compras de mezcal a granel, disminución de personal contratado e ingresos que se reducen al mínimo.


En Matatlán, Oaxaca, de cada diez familias al menos ocho participan en la cadena productiva del mezcal, produciendo directamente la bebida o comercializando alguno de los insumos, principalmente las piñas.


Haber nacido en una familia mezcalera significó para Efigenia replicar la actividad económica que desde hace 25 años realiza con su esposo Agustín Mateo. “Como mi palenque está aquí en la casa, abrimos para vender al menos una o dos botellitas y sacar para el pan”, dice la mujer de 42 años cuya familia incluye a cuatro hijos, el mayor en formación profesional y la menor aún en primaria.


En marzo cuando inició la contingencia sanitaria la pareja mezcalera abría su pequeño palenque y expendio a las 6:00 de la mañana y daba empleo a dos trabajadores, “uno para molienda y otro para destilar el mezcal”, sin embargo, para no prescindir de sus servicios los ha tenido que ocupar de manera escalonada y reducir su sueldo hasta en un 25 por ciento.


“No se ha dejado de trabajar, se sigue produciendo mezcal”, pero si antes se hacían 6 u 8 viajes diarios con una tonelada de agave, ahora se procesa la mitad porque los compradores de hasta mil litros de granel dejaron de venir, contó la productora a un medio local.


“Ahorita no hay salida de mezcal, sólo la venta en pequeñas cantidades, si mucho 15 litros al día”, relata una mujer que no se concibe en otra actividad para procurarse ingresos.


Como cada año, éstas son las fechas en que se preparaba para la temporada de Guelaguetza y la participación en la Feria del Mezcal, por lo que tiene almacenados 6 mil litros de mezcal blanco y unas 500 botellas en cajas apiladas y empolvadas.

ALERTA CRISIS EL CRM

“La industria mezcalera está tratando de trabajar y digo intentando porque las condiciones no son nada favorables, las exportaciones se detuvieron un 80%. El problema radica en los mercados que prácticamente están suspendidos, alentando las exportaciones y provocando un sobrecosto por tratar de mover un producto. Muchas de las empresas optaron por una suspensión temporal”, dijo Hipócrates Nolasco Cancino, presidente del CRM.


Lo más preocupante, reveló, es que las ventas en el mercado local, nacional y extranjero se redujeron entre un 40 y 60 por ciento, pero se espera tener un impacto más certero de lo que la contingencia por COVID-19 le ha hecho al sector.


El mercado nacional de mezcal también se encuentra suspendido, de acuerdo con Nolasco Cancino, ya que solo el 50% de la industria está activa porque los mercados de exportación van muy lento.

PÉRDIDAS ECONÓMICAS EN MICHOACÁN

En Michoacán un total de 21 mil litros de mezcal michoacano están almacenados esperando a que terminen la contingencia y las restricciones de los gobiernos para poder comercializar el producto.


Actualmente, el precio de la bebida alcohólica para con el consumidor ronda los 350 pesos el litro, por lo que la derrama económica que está detenida es de 7 millones 350 mil pesos, informó el presidente del Sistema Producto Maguey-Mezcal en Michoacán, Raúl Cortés Cortés.


El líder productor comentó que ante este panorama de incertidumbre también les preocupa que para cuando la crisis sanitaria se controle y la comercialización regrese a la “normalidad”, las naciones con las que se tiene la certificación para poder exportar la bebida cambien las reglas de juego, poniéndose más estrictos en el tema o impulsando una nueva serie de reglas.

MEZCALEROS DEL EDOMEX BUSCAN ALTERNATIVAS

Desde que inició la cuarentena por la emergencia sanitaria del Covid-19, los mezcaleros del Estado de México estuvieron afectados por las bajas ventas y debieron aplicar nuevas estrategias para ofertar sus productos.


Los consolidados han resistido mejor los tiempos adversos, sin embargo, un promedio de 60%, la mayoría pequeños productores, han tenido muchas dificultades para colocar su producto, por ello han implementado nuevas estrategias para mover su producto, se han centran en la difusión de las marcas en redes sociales, entrega a domicilio, y venta directa en fábrica, las cuales se vieron reforzadas gracias a los apoyos para los pequeños productores otorgados por parte del gobierno estatal.


La región mezcalera mexiquense se congrega en municipios como: Malinalco, Zumpahuacán y Tenancingo; son un promedio de 60 mezcaleras de las cuales 30 producen todo el año, en el proceso de producción participan alrededor de 200 personas.

A estos municipios se suman Ocuilan, Tejupilco, Zacualpan, Ixtapan de la Sal, Coatepec Harinas, Tlatlaya, Luvianos, Villa Guerrero, Amatepec, Almoloya de Alquisiras, Tonatico y Sultepec, para contabilizar un promedio de 320 maestros mezcaleros en la entidad.