Trabajadoras del agave traspasan barreras

Legisladores federales coincidieron que el nuevo reto de la equidad es lograr que las mujeres se desarrollen en todos los campos de producción y que los hombres participen de forma responsable en esta tarea.


La presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, en la Cámara de Diputados, María Wendy Briceño Zuloaga, sostuvo durante el “Primer Foro Nacional de las Mujeres del Agave”, recordó desde épocas ancestrales, raspar magueyes, recolectar aguamiel y participar en procesos de destilado, no era labor para el sector femenino; sin embargo, en la actualidad han logrado generar técnicas para crear sabores especiales y novedosas estrategias de comercialización.


“A pesar de que pareciera un asunto de y para hombres el sotol, raicilla, mezcal, bacanora, tequila, entre otras, las bebidas guardan entre sus esencias historias de vida de mujeres, que ante la necesidad de sacar adelante a su familia, aprendieron del arte del destilado”, indicó la legisladora de Morena.


Las mujeres del agave, apuntó, han roto techos de cristal y las barreras invisibles a las que se exponen en cualquier actividad laboral, que les impiden alcanzar los niveles jerárquicos, independientemente de méritos o logros laborales.


La secretaria de la Comisión de Gobernación y Población, diputada morenista, Sandra Paola González Castañeda, mencionó que la Cámara de Diputados tiene la obligación de vigilar que el presupuesto sea destinado correctamente y con equidad, para que las mujeres tengan las mismas oportunidades de crecimiento.


“Pese a la austeridad, los diputados etiquetamos más presupuesto para las mujeres”, pero el reto que tenemos aún es erradicar cualquier tipo de violencia, la cual puede ser económica y profesional, por lo que se comprometió a trabajar a favor de aquellas que han decidido dedicarse a la producción del agave.


El secretario de la Comisión Economía, Comercio y Competitividad, diputado Francisco Javier Guzmán De la Torre, destacó que las bebidas del agave son un regalo de México para el mundo, porque se tiene el 77 por ciento de las especies.


Expuso que para generar las bebidas del agave y los endulzantes de este producto, tan sólo se aprovecha el siete por ciento y el 93 por ciento restante se desperdician, por lo que es necesario instruir a los campesinos para que hagan un uso eficiente de esta planta.


Heriberto Marcelo Aguilar Castillo, legislador por Morena, mencionó que es fundamental generar un marco jurídico que logre fortalecer la producción de los destilados; para ello, se tendrá que revisar en el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), la certificación de los productos del agave.


Añadió que otra tarea pendiente es darle la denominación de origen a estos productos, porque esto reconoce la expresión cultural y regional del país, que le da otro valor agregado al destilado.


El integrante de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, diputado Iván Arturo Pérez Negrón Ruiz, dijo que el IEPS tiene el propósito de evitar el consumo de productos que se asumen como riesgosos o nocivos para la salud. Por lo tanto, grava las bebidas con contenido alcohólico. Esta medida choca con actividades que generan desarrollo para quienes han tomado la decisión de incursionar en este tipo de tareas.


Considero como necesario buscar estrategias híbridas que fomenten la producción, la competencia y que al mismo tiempo le dé recursos al gobierno para garantizar el financiamiento de programas sociales y los propios apoyos para incentivar al sector.


María Guadalupe Amavizca Moreno, presidenta municipal de Granados, Sonora, señaló que una alternativa para mejorar la calidad de vida en el campo es la producción del agave, porque a pesar de ser un cultivo que tarda alrededor de ocho años -como en el caso del mezcal- en estar listo para la producción, su valor posterior es rentable.


Afirmó que de promoverse esta actividad se le daría una alternativa más, pues pueden seguir con sus plantaciones normales, pero a cambio tendrán un empleo constante, mejor calidad de vida que es lo que todos los gobernantes buscamos; así como desarrollo sustentable.


Gloria Isabel León Rojas, especialista en recursos naturales renovables y no renovables, mencionó que la agroecología puede ser la base para la actividad mezcalera, porque esta actividad se adecua a cada región. Después buscar una estrategia específica para el manejo de los agaves silvestres, que ayuda a los productores al tener menores costos y mayores ganancias.


Rodolfo Quintero y Ramírez, profesor de la UNAM, UAM y de la UAEM, afirmó que para que la industria de las bebidas de origen del agave se impulse, se debe implantar una estrategia de la conservación de especies; en la actualidad este rubro mantiene un crecimiento de alrededor del 30 por ciento, gran oportunidad comercial y económica.


Eduardo Sánchez Jiménez, especialista en sistemas productivos de mezcal, mencionó que un problema al que se enfrenta la actividad agavera es que existe una disminución en el relevo generacional, por lo que es fundamental fortalecer al campesino y que haya políticas públicas enfocadas a apoyar a las mujeres, toda vez que existe una feminización del campo en el país.


Ariel Vázquez Elorza, en representación del Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño de Jalisco, expresó que un productor de agave gana 184 pesos diarios en el mejor de los casos, pero los campesinos que tienen problemas agroecológicos, están perdiendo 13 pesos diarios durante la producción de seis años; empero, la venta del mezcal por copeo oscila entre los 45 pesos y una botella entre dos mil pesos, por lo que es primordial vigilar la cadena de producción para que esta sea equitativa.


Laura Noguera Barranco, directora de Impulso Sostenible Agavería AC, pidió a los legisladores proteger los agaves endémicos, a fin de evitar que sea llevado a otros países para la reproducción del mezcal.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square